Alimentando Al Espítiru

Lo que alimentas crece y lo que hambreas muere

Cada uno de nosotros podemos ser fuerte por un tiempo; podemos tener la habilidad de vencer la tentación por algún tiempo, hasta que nos descuidamos, no oramos, dejamos de leer la Biblia, dejamos de servir y entonces; sin darnos cuenta, nos debilitamos.