Confía en el Proceso

Aprende a escuchar la voz del Espíritu Santo

¡nuestros planes no deben ser acerca del futuro, sino nuestros planes deben de ser de como obedecer a Dios hoy!