No te Detengas en Seis

Dios no quiere que confíes en tu progreso, él quiere que confíes en su promesa

Dios quiere que confiemos que Dios está trabajando, aunque nosotros no lo veamos… pero estamos
tan convencidos que lo más importante es lo que Dios quiere hacer por mí y no lo que él quiere
hacer en mí.