Resistiendo La Tentación

Cada tentación es una invitación para someternos a Dios.

La gran mayoría de nosotros, lo primero que hacemos cuando enfrentamos tentación, es pelear en contra de la tentación. Creemos que luchar y resistir la tentación es lo primero que tenemos que hacer.